Reparacion de Piscinas Getafe

Cuando se requieren Reparacion de Piscinas Getafe en las piscinas usualmente se deben a la presencia de fugas de agua. Las pérdidas de agua pueden suscitarse en diversas partes de la piscina, pero principalmente se generan en el vaso o en las tuberías. Detectar oportunamente la localización de la fuga es vital para poder realizar la reparación de la misma.

Reparaciones de Piscinas Getafe

Nuestra empresa está especializada en todo lo que respecta al servicio técnico, de mantenimiento y reparaciones de las piscinas, por ello, para nosotros resulta fácil detectar en donde se encuentra la avería que ocasiona pérdidas del agua de la piscina. Esta detección profesional la llevamos a cabo con equipos de presión y de gas que permiten obtener un diagnóstico preciso del problema.

Uno de los métodos principales para detectar fugas en las piscinas es mediante la aplicación de gas. Este método es totalmente efectivo incluso con piscinas de gran tamaño, con una gran cantidad de metros de tuberías y pavimentos. Una de las desventajas de este método es su precio, ya que en comparación con otros procedimientos de detección de fugas tiene un mayor coste, sin embargo. No obstante, debemos recordar que es un procedimiento diagnostico que ofrece de forma precisa y en cuestión de horas la localización puntal de la fuga.

Una alternativa más económica a la anteriormente descrita es el método de presión, el cual no requiere gas y se basa en un equipo capaz de detectar variaciones de la presión del agua. Aunque es menos preciso que el método anterior, este puede ser de gran utilidad cuando se tiene la sospecha de un lugar en particular en donde probablemente se encuentra la fuga.

Mantenimiento de piscinas Getafe

Una vez tengamos precisado el lugar en donde reside la fuga o la avería que ocasiona perdida de agua, el siguiente paso será llevar a cabo los procedimientos de reparación necesarios. Dependiendo de donde se encuentre el problema se llevará a cabo un procedimiento específico para resolver la fuga.

En el caso de que la fuga este ocasionada por una tubería de PVC averiada, si esta es flexible lo recomendable es sustituir por completo la misma, mientras que si es un tubo rígido bastara con reparar y sujetar firmemente la tubería. En el caso de tuberías de acceso difícil, la opción más económica y factible será sellar la fuga.

Por su parte, cuando el vaso es el causante de la fuga de agua, existen diferentes opciones tales como realizar un refuerzo metálico de hierro, mejorar el asentamiento de la estructura con micropilotajes o impermeabilizar el vaso con un nuevo revestimiento.