Rehabilitación de piscinas Madrid

El trabajo de rehabilitar o reformar una piscina comprende una gran cantidad de procedimientos que permiten hacer que una piscina antigua y deteriorada se convierta en una piscina moderna y totalmente funciona de la cual se pueda hacer un uso óptimo y seguro. Con un correcto trabajo de renovación una piscina con apariencia antigua puede obtener una estética moderna y vanguardista.

Los trabajos de reforma de una piscina suelen dividirse en dos componentes: la restauración del vaso de las piscinas y el cambio de componentes de las piscinas. Estas dos partes que comprenden la rehabilitación de dicha instalación son complementarias entre si ya que de esta forma se puede obtener una renovación total y completa de la piscina.

En lo que respecta a la restauración del vaso el objetivo de este proceso es dejar el espacio que contiene el agua de la piscina como si estuviera totalmente nuevo, realizando las mejores pertinentes y los trabajos de reparación que se requieran. Por su parte, el cambio de componentes supone instalar nuevos skimmers, tuberías, depuradores, boquillas, sistemas de iluminación, escaleras, entre otros elementos que integran la piscina con el objetivo de ofrecerle una apariencia mucho más moderna. Este proceso también representa una oportunidad inmejorable para añadir nuevos componentes a la piscina que antiguamente no poseía tales como cascadas, robots limpia fondos, tematizaciones, chorros, sistema de olas contracorrientes, sistemas de calor, hidromasaje, etc.

El trabajo de rehabilitar o restaurar el vaso se realiza en la actualidad con láminas armadas de PVC-P que poseen un grosor de 1,60 a 1,35 milímetros incorporando en su interior una malla de poliéster que ofrece un nivel de impermeabilización sorprendente además de que cuenta con la resistencia y elasticidad que necesita el vaso de las piscinas. Por otro lado, no podemos dejar de mencionar que este recubrimiento tiene excelentes cualidades estéticas y se pueden lograr todo tipo de colores y diseños personalizados. Actualmente las láminas armadas se han convertido en el material ideal para rehabilitar los vasos de las piscinas ya que no solo aporta una notable estética, sino que también impermeabiliza de forma sorprendente la piscina. Las alternativas para este tipo de material son la fibra de cristal o de vidrio, el micro-cemento y por supuesto el muy empleado gresite.

Seleccionar el material con el cual se rehabilitará la piscina es una elección que está influenciada por una gran cantidad de variables tales como el tipo de piscina, las características del terreno en donde esta fue construida, los materiales que integran la estructura de la piscina, etc. En ocasiones las piscinas se encuentran en tan pésimas condiciones que resulta mucho más rentable fabricar una piscina totalmente nueva que renovar y rehabilitar una antigua. Todo lo anteriormente explicado supone que la rehabilitación de una piscina planificada y evaluada por un profesional, por ello nuestra compañía no solo te ofrece el servicio de reformas y rehabilitaciones completas de piscinas, sino que además nos encargaremos de brindarte toda la asesoría especializada y profesional que necesitas con respecto a este tema.